AUN CON UNA VICTORIA DE BIDEN LOS DEMÓCRATAS SALEN PERDIENDO

Aunque muchos están celebrando, o lamentando, quizá prematuramente, la posible victoria del exvicepresidente Joe Biden, y aunque los medios ya lo hayan declarado el presidente electo. Algunos están señalando que aun con una victoria presidencial los demócratas han sufrido terribles pérdidas.

El presentador de MSNBC, Joe Scarborough, calificó la elección como un ‘repudio absoluto’ a los demócratas a pesar de la ventaja de Joe Biden en la carrera presidencial, e instó al partido a examinar su falta de atractivo para una amplia franja de estadounidenses.

«No hay forma de decir esto más que decir … La victoria de Joe Biden parece algo único. Esta elección en su mayor parte fue un repudio absoluto del Partido Demócrata como marca. Su marca no funciona en la mayor parte de Estados Unidos. Simplemente no es así», dijo el viernes.

Joe Scarborough

Scarborough citó resultados decepcionantes para los demócratas en el Senado, donde parece que los republicanos mantendrán la mayoría, y en la Cámara, donde los demócratas vieron reducirse su mayoría. «Fueron derrotados en las carreras del Senado que deberían haber ganado. Y quiero decir, y si no me creen, miren atrás a todas las predicciones. ¿Los demócratas van a ganar nueve, 10, 11 escaños en el Senado?» dijo Scarborugh frustrado.

“Los resultados de la Cámara son quizás incluso más impactantes. Nadie pensó que esto iba a estar cerca. El fin de semana antes de las elecciones, los encuestadores republicanos hablaban de una hemorragia de apoyo en los suburbios y no podían creer las cifras”, continuó. «Dijeron: ‘Nos van a destruir’. Bueno, resultó que no podían creer los números por una buena razón. ¡Los números estaban mal! añadió Scarborough.

Y es absolutamente correcto, los números estaban mal. Casi todas las predicciones electorales fallaron de manera fantástica. Los demócratas no lograron voltear a ni una sola legislatura estatal, esto les da a los republicanos una poderosa ventaja para rediseñar los distritos del Congreso en el próximo período, algo que ocurre cada 10 años. La mayoría de simpatizantes demócratas no han pensado en esto porque están ocupados celebrando, tal vez prematuramente, la victoria de Biden. Pero aun con Biden en la presidencia, los demócratas no lograron voltear el senado, y tuvieron fuertes pérdidas en la cámara de representantes y en las legislaturas estatales. Esto incrementó republicano en el congreso hará que sea difícil para los demócratas llevar a cabo su agenda para el país.

Encima de eso, la derecha tiene el control de la suprema corte (6-3), y tan solo en su primer mandato, Trump logró poner a 3 jueces en la suprema corte, y ha designado a casi una cuarta parte de todos los jueces federales activos en los Estados Unidos.

Scarborough no es el único que percatándose de esto. La representante Abigail Spanberger, una demócrata de Virginia que ganó su segundo mandato por un margen estrecho el martes por la noche, expresó su frustración en una conferencia telefónica el jueves, acusando a los líderes del partido de inclinarse ante las demandas de los liberales (progresistas). «Necesitamos ser bastante claros», dijo Spanberger sobre los resultados de la noche de las elecciones. «Fue un fracaso. No fue un éxito. Perdimos miembros increíbles del Congreso».

Abigail Spanberger

«Nadie debería volver a decir ‘desfinancian a la policía'», dijo Spanberger, refiriéndose a una de las demandas de los progresistas, «Nadie debería estar hablando de socialismo«. Spanberger, continuó descargándose sobre los líderes demócratas, advirtiendo si el partido mantenía estas tácticas en las elecciones de 2022: «Vamos a ser destrozados».

El jueves, el ex candidato presidencial Andrew Yang advirtió que el Partido Demócrata se estaba convirtiendo en el partido de las «élites urbanas costeras» a los ojos de la clase trabajadora estadounidense.

Yang expresó su preocupación mientras aparecía en un panel de CNN el miércoles con Don Lemon, compartiendo una idea de algunas de las respuestas que recibió durante la campaña. «Yo diría, ‘¡Oye! ¡Me postulo para presidente!’ a un camionero, trabajador minorista, camarera en un restaurante», describió Yang. ‘Y decían,’ ¿Qué partido? ‘ Y yo decía ‘demócrata’ y ellos se estremecían como si dijera algo realmente negativo o si hubiera cambiado de color o algo así»:

Andrew Yang

Yang, continuó: «Y hay algo profundamente mal cuando los estadounidenses de clase trabajadora tienen esa respuesta a un partido importante que teóricamente se supone que está luchando por ellos.»

Y es verdad, datos de la Comisión Federal Electoral de Estados Unidos (FEC) muestran que mientras los donantes de Biden consisten más en miembros de academia, como escritores y profesores universitarios, banqueros, financieros, y empleados de gigantes como Google, Facebook, Apple, Amazon, Disney, IBM, entre otros, los donantes de la campaña de Trump han sido principalmente y militares, policías, bomberos, dueños de PYMES, mecánicos, plomeros, choferes, albañiles, electricistas, granjeros, pastores (ministros), amas de casa y hasta personas discapacitadas.

«Entonces, debe preguntarse», dijo Yang «¿qué ha estado defendiendo el Partido Demócrata en sus mentes? ¡Y en sus mentes, el Partido Demócrata, desafortunadamente, ¡ha asumido este papel de las élites urbanas costeras que están más preocupadas por vigilar varios problemas culturales que por mejorar su estilo de vida que ha estado decayendo durante años!»

Yang afirmó que era un problema fundamental para el Partido Demócrata estar tan desconectado de la clase trabajadora. Fue entonces cuando Yang dijo que la polarización y la división en el país «empeorarían si el partido no trabajaba para conectarse con el grupo». El partido demócrata no ha aprendido la lección del 2016 cuando Trump se llevó la presidencia contra todo pronóstico. No han aprendido que el mundo real no es Twitter, ni Facebook. Las redes sociales y academia no representan al electorado. Al ciudadano estadounidense promedio no le interesa la agenda progresista. No es importa la teoría de género, la interseccionalidad, la teoría crítica de la raza, el feminismo, ni el socialismo. No quieren que el gobierno dirija sus vidas, no quieren que el gobierno regule lo que pueden o no pueden decir, ni cómo educar a sus hijos. No quieren un plan colectivo, quieren ser individuos. Las personas quieren ser libres.

AUTOR

Antonio Isaias Perez Jr

REDES SOCIALES

FACEBOOK

SITIO WEB

 219 Total visitas,  2 Visitas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Más información